Los mejores 8 consejos para recuperarte del parto natural rápidamente

Después de los 9 meses de embarazo en los cuales experimentas cambios emocionales y físicos, finalmente tienes a tu bebé. Quizás has decidido tener a tu bebé por parto natural o cesárea, ambos métodos tienen ventajas y desventajas. En este artículo queremos contarte como recuperarte de un parto natural correctamente.

El parto natural produce en tu cuerpo más cambios que la cesárea. Así como tu cuerpo necesitó esos meses para prepararse para dar a luz, también lleva tiempo recuperarse luego y sentirse como antes.

Las primeras semanas después del parto natural son importantes para el cuerpo ya que intentará volver a la normalidad y recuperarse de los cambios que sufrió. Es fundamental que te recuperes y cuides tu cuerpo.

Te damos los siguientes 8 consejos para recuperarte como debes luego del parto.

1. Duerme y descansa lo suficiente

Cuidar a un recién nacido es un trabajo full time y las nuevas madres suelen darle poca importancia al descanso y sueño. Sanar después del parto puede llevar tiempo y debes dárselo a tu cuerpo. Dormir es vital para la recuperación física y emocional, sobre todo para lidiar correctamente con las responsabilidades nuevas.

2. Toma baños sentada

El dolor de útero (ya que tiene que volver a su tamaño normal) y los calambres suelen ser insoportables. Sin embargo, durante el parto natural existen posibilidades de episiotomías, que tardan más en sanar y pueden ser dolorosas.

Es importante mantener los puntos de sutura limpios, incluso si no has tenido cesárea, mantener la zona cuidada ya que la vulva está inflamada. Este tipo de baños ayudará a mantener la zona limpia y reducir el dolor en la zona ya que el calor ayuda a que suceda esto.

3. Coloca frío en la zona

El uso de compresas de hielo para reducir la hinchazón y el dolor suele ser efectivo. El frío adormece los nervios y hace más placentera la recuperación.

4. Cuida las puntadas

No todas las mujeres necesitan puntos de sutura después del parto natural pero aquellas que sí lo necesitan, deben ser más cuidadosas. Si tienes suturas es importante que mantengas limpia la zona para evitar posibles infecciones. La mayoría de las suturas pueden tardar 3 semanas es sanar por completo.

5. Trata las hemorroides

Después del parto, ya sea vaginal o por cesárea se puede experimentar hemorroides. Debido a la hinchazón provocadas por ellas, las deposiciones pueden ser muy dolorosas. Algunas mujeres pueden comenzar a evitar ir al baño para no sufrir. Esto no es saludable porque produces una constipación que puede ser aún peor.

Para prevenir la constipación puedes optar por:

  • Comer muchas frutas y verduras
  • Granos y comidas ricas en fibra
  • Tomar mucha agua y evitar el café
  • Utilizar un tópico balsámico para las hemorroides

6. Cuida los senos

Después del parto los senos producen leche para amamantar al recién nacido. El acto de lactancia también ayuda a sanar los senos. Al comienzo los senos pueden sentirse hinchados y pesados, pero una vez que comienzan a amamantar esto cesa.

Si tienen problemas de congestión, puedes utilizar paños calientes para hacer bajar la leche. En cambio, para el dolor puedes usar paños fríos. Si los pezones duelen, asegúrate que tu bebé está bien prendido a ellos.

7. Práctica los ejercicios de Kegel

Para recuperarte rápido después de un parto natural es importante que fortalezcas los músculos pélvicos. Esto ayudará a sanar el perineo que se estira y a veces se desgarra durante el parto.

8. Chequea posibles infecciones

Cualquier tipo de infección puede retrasar la sanación que produce el parto natural. Los lugares comunes para pescarse infecciones son los puntos de sutura, la vejiga y el útero.

  • Si sientes dolor o ves un color amarillento en los puntos de sutura, puedes tener una infección
  • Si tienes olor a podrido en la sangre vaginal, puede que sea una infección en el útero.
  • Si sientes ardor al orinar y tienes la sensación de querer hacer pis todo el tiempo, entonces la infección está en la vejiga.

Como sea el tipo de molestia y dolor, visita con urgencia a tu médico de cabecera.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here